Cuidemos nuestro planeta haciendo un uso responsable y eficiente de la energía

 

El 21 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía. En esta fecha se busca que todos reflexionemos sobre los hábitos de consumo y revisemos de qué manera podemos hacer un mejor uso de este recurso, el cual nos beneficia a todos.
El ahorro de energía es cualquier acción enfocada a una mayor eficiencia en el consumo de energía sin afectación de la calidad del servicio obtenido por el uso de ésta. En este sentido y de acuerdo con la Ley 697 de 2001, el uso eficiente de la energía se refiere a “…la utilización de la energía, de tal manera que se obtenga la mayor eficiencia energética, bien sea de una forma original de energía y/o durante cualquier actividad de producción, transformación, transporte, distribución y consumo de las diferentes formas de energía, dentro del marco del desarrollo sostenible y respetando la normatividad, vigente sobre medio ambiente y los recursos naturales renovables”.
La energía que utilizamos diariamente se origina de la transformación de recursos renovables y no renovables, procesos que generan contaminación ambiental y reducción de dichos recursos. En el Día Mundial del Ahorro de Energía el IPSE manifiesta que viene trabajando en la consolidación de un programa de uso racional y eficiente de la energía –PROURE, en donde la promoción de las fuentes no convencionales de energía, la eficiencia energética, la gestión de la demanda, la capacitación a los usuarios en temas de URE y eficiencia energética, entre otros temas, se convierten en pilares para la transición de una matriz energética diversificada y con mayor participación de las energías renovables en las ZNI.
Otras acciones contempladas en el PROURE, como resultado de las capacitaciones y sensibilización a los usuarios, son las buenas prácticas que como ciudadanos podemos realizar en la casa, oficina o cualquier lugar donde estemos:
  • Apague las luces que no utilice.
  • Apague el monitor del computador cuando no lo use. Ese aparato es el responsable de la mayor parte del consumo energético, equivalente a un bombillo de 75w.
  • Los electrodomésticos apagados, pero conectados consumen hasta un 10 % de la electricidad de un hogar. Por esa razón desenchufe los electrodomésticos que en ese momento no esté utilizando.
  • Tenga en la casa interruptores en buen estado, bombillos que no titilen y preferiblemente ahorradores. Los bombillos incandescentes consumen cuatro veces más que un ahorrador, mientras pueda realice el cambio a tecnología Led.
  • Tener cables al aire con empates en mal estado ocasiona fugas y aumenta el consumo de energía, evítelos, así hará un uso racional de la energía.
  • Las planchas con sistema a vapor reducen el tiempo de uso y consumen menos energía. Se recomienda planchar una vez a la semana.
  • Los empaques rotos de las neveras y los congeladores que no cierran adecuadamente elevan el consumo de energía. Evite utilizar las estufas eléctricas, ya que aumentan los consumos de energía. Con una estufa de gas en vez de eléctrica se consume un 73% menos de energía.
Es importante recordar que en cada lugar que visitemos debemos hacer uso racional de la energía. Hoy en el IPSE nos unimos a la conmemoración del Día Mundial del Ahorro de Energía, pero todos los días trabajamos para cumplir con este objetivo.
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *