En el IPSE nos unimos a la conmemoración del Día Internacional del Aire Puro

Actualmente, el riesgo más importante a la salud de las personas es debida a la contaminación del aire, que causa una de cada 9 muertes en el mundo, según ONU Medio Ambiente. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirma que mediante la disminución de los niveles de contaminación del aire se puede reducir la tasa de mortalidad derivada de cáncer de pulmón, asma, accidentes cerebrovasculares, entre otros.
Por estas razones, el 17 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Aire Puro, fecha en la que se busca concienciar a la gente para que entienda la importancia de reducir las emisiones contaminantes que afectan la salud y el medio ambiente.
Entre el 2011 y 2015, las zonas con niveles más altos de contaminación en Colombia fueron Bogotá, Ráquira (Boyacá), la Zona Minera del Cesar y el área metropolitana del Valle de Aburrá, según el último Informe de Calidad del Aire del IDEAM. De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), la contaminación del aire urbano aportó el 75% de los gastos para el sector salud con cerca de 15,4 billones de pesos (1,93% del PIB de 2015), asociados a 10.527 muertes y 67,8 millones de síntomas y enfermedades.
Uno de los aspectos que conlleva a contribuir con la emisión de gases nocivos en la atmósfera y aumento del material particulado, responsables de la contaminación del aire, la lluvia ácida y el calentamiento global, entre otros problemas, es la utilización de combustibles de origen fósil para la generación de energía. En las zonas no interconectadas, más del 93 % de la generación de energía se basa en el uso de Diésel, lo cual, aparte de la contaminación que se produce, el costo del servicio es elevado y el sistema como tal, es ineficiente e insostenible.
En este contexto, el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (IPSE), trabaja para que Colombia, en sus zonas más apartadas, tenga energía con fuentes renovables que mitiguen el impacto del uso de estos contaminantes, ya sea con la sustitución de los sistemas de generación tradicionales por tecnologías limpias, o por la promoción de Fuentes No Convencionales de Energía – FNCE en nuevos usuarios.
Asimismo, desde el Instituto aprovechamos esta fecha para invitarlos a que usen medios de transporte alternativos como la bicicleta, el transporte público o cuando hagan uso de su automóvil lo compartan, así aportarán a la disminución de las emisiones de CO2 desde sus actividades cotidianas.
Para Erik Solheim, director de ONU Medio Ambiente “al abordar las causas primarias de la contaminación del aire, las ciudades y las regiones están brindando una mejor calidad de vida a sus ciudadanos y una acción concreta contra el cambio climático (…), las ciudades más limpias serán más felices, más sanas y más productivas”.
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *